La fusión entre las empresas procesadoras de medios de pago de ServiRed, Sermepa, y la de 4B, Redes y Procesos (Redy), creará un jugador con dimensión suficiente para competir en el mercado europeo, siendo la cuarta empresa europea por número de procesamiento de tarjetas en el continente. "Creamos una sociedad que se dedica al procesamiento y que tendrá suficiente nivel para competir con cualquiera", indicó el presidente de Redes y Procesos, Jesús Arellano, en una rueda de prensa conjunta con el presidente de Sermepa, José Gabeiras, y los primeros ejecutivos de ambas compañías, Luis Furnells y Luis Carlos Ortiz, respectivamente.
En concreto, según los datos de 2006, el número de transacciones de ambas compañías alcanzó los 2.256 millones, situándose en el quinto puesto en el mercado europeo, tan sólo por detrás de la francesa Atos (6.600 millones), VocaLink (3.000 millones), la estadounidense First Data (2.850 millones) y la nórdica Nets (2.700 millones). En cuanto a 2007, el número de procesamientos de ambas compañías se situó en los 3.000 millones, aunque "no hay datos para comparar con los demás", indicó el director general de Sermepa, Luis Furnells. La fusión se encuentra actualmente en proceso de valoración por Citigroup Global Investment, que actúa como banco de negocio, y Uria y Menéndez, como asesor jurídico, de cuyas conclusiones saldrá el proyecto terminado y pactado que se presentará a los consejos de ambas compañías antes del 31 de diciembre para que sea sometido a aprobación por parte de las respectivas juntas. De esta valoración final de ambas sociedades por el banco de negocio dependerá también la participación de cada compañía en la empresa resultante de la fusión. De esta manera, el presidente de Sermepa, José Gabeiras, subrayó que "hacia junio-julio la compañía debería estar integrada y empezando a funcionar con un balance y cuentas de resultado conjuntps". Además, Gabeiras aclaró que la fusión se refiere "exclusivamente" a Sermepa y Redes y Procesos, por lo que las marcas "ServiRed y Red 4B no están involucradas en el proceso". AUMENTAR PERÍMETRO GEOGRÁFICO Y LÍNEAS DE ACTIVIDAD. En concreto, el objetivo de este movimiento responde tanto a la necesidad de mantener a España como referencia en la industria de los servicios bancarios europeos, como a la de situarse en la mejor posición competitiva posible para hacer frente a los retos y aprovechar las ventajas del nuevo marco definido por la implantación del área única de pagos (SEPA, en sus siglas en inglés). De esta manera, la fusión de ambas compañías "nace con una vocación de aumentar el perímetro geográfico y de nuevas líneas de actividad", afirmó Luis Carlos Ortíz, director general de Redy, que destacó que "se cuenta con todo el personal de las empresas". Por otra parte, Gabeiras destacó que la creación de una única compañía abaratará el coste por unidad de proceso, ya que "todo lo que hacemos hoy por separado y más se hará de forma conjunta", y supondrá ahorros en las inversiones a realizar, sin precisar cifras.