Wall Street abrió la sesión en positivo con los inversores expectantes ante las claves, que sobre la economía norteamericana, podría desvelar esta tarde el presidente de la Fed, Ben Bernanke, que permanece reunido, a esta hora, debatiendo sobre política monetaria. Diego Escribano, analista de Fortis Banca Privada apunta a que el dato de ISM no manufacturero ha salido relativamente mejor de lo esperado - se colocó en julio en 49,5, por encima de la previsión de 49-, “lo que es esperanzador comenzar así la jornada”, dice. Por otro lado, han salido muchos datos micro. El experto se fija en las cifras de Procter & Gamble que han salido mejor de lo esperado y –señala- “se ve que está trasladando parte de los costes a los precios, a lo que se suman unas perspectivas para el próximo año, relativamente positivas”, recalca.
Escribano indica que el mercado sube en la apertura más de un 1% y subraya que “estamos en 1.265, 15 puntos, por encima de ese soporte que tocamos ayer de 1.250 y, todo, a la espera del dictamen que emita la Fed a las ocho y cuarto de la tarde (hora española)”. El experto cree que la autoridad monetaria todavía no tocará los tipos de interés, “pero comenzará a endurecer su mensaje contra la inflación”, recalca. Y recuerda que, en las últimas semanas, tres miembros de la Fed ya se mostraron muy preocupados por el repunte de precios en EE.UU. Y apunta a que “un frágil escenario de crecimiento en la segunda mitad del año permita retrasar el ciclo de subidas por parte de la Fed hasta el segundo trimestre del próximo año”. E insiste en que “para dicho período se habrían acumulado notables presiones inflacionistas forzando a la Reserva Federal a elevar los tipos de forma rápida”. Sector Financiero En opinión de este analista de Fortis Banca Privada, el sector financiero es uno de los que con mayor volatilidad se está moviendo. “Es la inversa del barril, que está respirando, está en la parte baja de la horquilla 119-123 dólares”, indica. Y señala que “cuando ya respiran las commodities y no hay tanta presión, todos los valores que más han recortado, respiran también un poquito más”. En lo que respecta a Fannie y Freddie -que podrían registrar pérdidas hasta el primer trimestre de 2009, como consecuencia del incremento de los impagos hipotecarios hasta niveles máximos, según las previsiones de los analistas consultados por Bloomberg-, Escribano dice que ambas firmas hipotecarias “están bien cubiertas por parte de la Reserva Federal y lo único que necesitan son ampliaciones de capital y, si fuera necesario, la Fed hasta se encargaría de nacionalizarlos también”. Este analista dice que “los valores que más suben hoy son los más castigados apoyados, además, por la bajada del precio del crudo y, por un entorno más estable con estos datos macroeconómicos”, señala. El experto sigue recomendando máxima prudencia ya que los movimientos que experimentan los índices norteamericanos “son muy volátiles por el poco volumen de negociación”, concluye.