La entrada de Telefónica en Telecom Italia le aportaría poco porque es una entrada en un mercado muy maduro, muy controlado y con muy pocas sinergias a tomar una participación en la compañía. Sólo el interés en la telefonía móvil podría tener justificación pero la parte negativa está en el desembolso pues es síntoma de que las telecos podrían entrar en la dinámica de fallar en los objetivos
Tenemos una semana carente de resultados y citas clave por lo que es propicia para recoger beneficios. Llevamos semanas bastante alcistas que nos han situado a las puertas de los 15.000 puntos pero esta semana invita a pensar en una corrección. La entrada de Telefónica en Telecom Italia le aportaría poco porque es una entrada en un mercado muy maduro, muy controlado y con muy pocas sinergias a tomar una participación en la compañía. Sólo el interés en la telefonía móvil podría tener justificación pero la parte negativa está en el desembolso pues es síntoma de que las telecos podrían entrar en la dinámica de fallar en los objetivos. El resto de valores del selectivo tienen su parte de interés. Metrovecesa podría iniciar una senda bajistas después de que la familia Sanahuja haya desmentido un aumento de la participación en la compañía, poniendo fin así al componente especulativo. Además parece claro que Acciona podría estar interesada en salirse del capital de Endesa, lo que daría la oportunidad a E.On de hacerse con una participación mayoritaria.