A los inversores de la conferencia organizada por Schroders procedentes de Europa, Oriente Medio, Estados Unidos y Latinoamérica se les encuestó sobre su visión para los diferentes instrumentos de inversión, también sobre sus percepciones con los estímulos monetarios de la Reserva Federal y sobre el “precipicio presupuestario” de Estados Unidos.

La renta variable europea es la apuesta predominante por los encuestados ya que la mitad de ellos espera que estos activos sean los que mejor se comporten en los próximos 12 meses, únicamente el 20% antepone la renta variable estadounidense.

Aunque los mercados europeos provocan una gran confianza entre los inversores, un 53% considera que la renta variable global es el mejor activo para posicionarse en el 2014. Por otra parte, sólo un 15% dan mayor peso en 2014 a la renta variable focalizada en los mercados emergentes.

Las tensiones inflacionistas que puedan surgir de aquí hasta 2018 es un tema central que preocupa a la gran parte de los encuestados, ya que el 72% se mostró intranquilo con una futura presión de los precios al alza. No obstante, sólo un 6% está tomando actualmente medidas para cubrir las carteras de sus respectivos clientes.

Sobre la evolución de los tipos de interés en territorio tanto estadounidense y como europeo, los asistentes tuvieron una percepción dispar. Por un lado, el 81% de los encuestados espera que la Fed suba los tipos de aquí a finales de 2015, por otro lado, el 80% no prevé que el BCE suba los tipos de interés hasta el 2015.

Ante este escenario… ¿Creéis que la renta variable europea sea el mejor activo en 2014? ¿Veis tensiones inflacionistas en el medio plazo?, ¿La Reserva Federal subirá los tipos de aquí a finales de 2015?

Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones