La corrección que vive el mercado es lógica tras los máximos alcanzados ayer. Hoy estamos viendo una recogida de beneficios sobre todo después del mal cierre de Estados Unidos, donde todos los índices terminaron en números rojos por las declaraciones de Greenspan. Su preocupación por una corrección en la bolsa de China tras las fuertes subidas, provocó que los índices cerraran en negativo. Junto a este factor, el precio del crudo tampoco ayuda a los mercados pues sigue subiendo y marca los 71 dólares por barril. La tensión que hay entre EEUU e Irán por los incumplimientos de los requerimientos de la ONU por parte del país árabe, podría continuar y dar mayor inestabilidad a este mercado. En cuanto a las referencias macroeconómicas hoy se ha publicado el dato IFO en Alemania que ha salido en línea con las estimaciones. El dato ha alejado a las bolsas de mínimos pero no ha sido suficiente para impulsarlas al alza. Para el resto de la sesión la tendencia será la misma, de recogida de beneficios hasta que se publiquen los datos económicos en EEUU que podrían tener algo más de influencia al cierre de los mercados europeos.