Según el informe anual de la Comisión Europea sobre protección e inclusión social, la situación en España reclama mejores políticas en vivienda y empleo para evitar el riesgo de pobreza especialmente entre los jóvenes y los inmigrantes.
Desde Bruselas se ha instado al Gobierno español a que promueva una vivienda asequible especialmente para los jóvenes y los inmigrantes mediante “una política de vivienda pública y de alquiler a largo plazo". España, a pesar de ser uno de los países con mayor crecimiento, se sitúa por debajo de la media europea en cuanto a gasto social y por encima de la tasa porcentual de pobreza media. Ante esta situación, la Comisión Europea en su informe anual sobre protección social e inclusión social de 2007 ha hecho una serie de recomendaciones. La situación de los jóvenes se caracteriza por las dificultades que encuentran a la hora de acceder a un empleo estable y por consiguiente a una vivienda. Condiciones que se repiten en el caso de los inmigrantes. La Comisión Europea revisa el estado del mercado de la vivienda en España y pide al Gobierno medidas que amortigüen la escalada de los precios en el sector mediante la promoción de la vivienda pública y de alquiler. Laura Garrido www.estrategiasdeinversion.com