La Comisión de Expertos en materia de Gobierno Corporativo ha realizado un estudio que engloba diferentes propuestas de modificaciones normativas.

El documento cuenta con una extensión de 95 páginas dedicadas a acabar con la impunidad que mantienen algunos consejos de administración .

En un primer punto se plantea la posibilidad de reducir del 5% al 3% el capital necesario para poder solicitar la convocatoria de las juntas ya que según la normativa con ese porcentaje se considera que el accionista tiene una participación significativa. Gracias a esta medida muchos representantes de accionistas minoritarios, conocidos como proxy advisors, tendrían una mejor posición para manejar sus propios intereses sin ser víctimas de los grandes accionistas.

Además, se contemplaría introducir complementos del orden del día, reclamar un experto independiente en aportaciones no dinerarias, poder emprender acciones legales alegando responsabilidad civil contra los administradores, impugnar acuerdos del consejo o nombrar auditores en momentos excepcionales.

En un segundo punto, se propone un cambio en los regulación actual para la asistencia en las juntas generales. De este modo, se pasaría del criterio 1 por 1.000 del capital que refleja la normativa actual a únicamente 1.000 acciones para poder asistir a la junta.

En el tercer y último punto del informe se indaga en uno de los temas que más controversia puede generar para los grupos mayoritarios, la rebaja del 1% al 0,1% el capital necesario para poder impugnar los acuerdos de la junta solamente en sociedades admitidas en cotización, asimismo la normativa española se pondría al mismo nivel que la normativa italiana. Por otra parte, en las sociedades no cotizadas la capacidad de impugnación se podría llevar a cabo por el 1% del capital substituyendo la norma jurídica que fija el 1%.

Ante este escenario... ¿Cómo valoráis las propuestas de la Comisión de Expertos?, ¿Son suficientes para frenar el elevado poder de los accionistas mayoritarios?

"Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones"