La Caixa ha lanzado una hipoteca con tipo fijo durante los tres primeros años y sin tipo mínimo los siguientes, y que asume los gastos de notario, gestoría y tasación en caso de subrogación desde otra entidad, aunque también se puede contratar este producto en nuevas operaciones, informó hoy la caja de ahorros. Tras unos años en que la gran mayoría de hipotecas ha sido de interés variable, la entidad presidida por Isidre Fainé ha decidido lanzar esta oferta de tipo fijo temporal en un contexto de tipos bajos.