Los principales índices europeos inician la sesión con ligeras caídas tras cerrar la semana pasada su cuarta semana consecutiva de subidas, lo que les permite alejarse de los mínimos del año.

El DAX inicia la sesión con caída sdel 0,13, el CAC 40 cotiza sin cambios en los primeros compases de la sesión, el Stoxx cede un 0,05 y el FTSE 100 retrocede un 0,03%

El pasado viernes el FTSE 100 de Londres cerró en máximos históricos. Sin embargo, como explica David Madden, estratega de mercados de CMC Markets en el Reino Unido, “hay signos de que los mercados en Europa comienzan a estar algo cansados y el DAX y el Eurostoxx son incapaces por ahora de supercar la media móvil de 200 sesiones”, señala esta mañana en una nota.

La mayor fortaleza del índice londinense se produce por la subida de los precios de las materias primas, debido a la mayor ponderación de las compañías de este sector dentro del selectivo británico. También ayudaron los comentarios del gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, poniendo en duda la posbibilidad de una subida de tipos en la próxima reunión, lo que volvió a debilitar la libra, impulsando más esta bolsa.

Esta aparente languidez no es algo que suceda tan solo en Europa ya que Estados Unidos cerró el pasado viernes con caídas por segundo día consecutive, a pesar de los buenos resultados empresariales.

Hoy la jornada será importante en los mercados del Viejo Continente por la publicación de los índices manufactureros de gestores de compras en Alemania y Francia. Según Madden, “en Europa ha habido alguna preocupación ante la posibilidad de que la expansión económica haya tocado máximos”. Sobre todo después de la publicación del ZEW alemán la semana pasada al situarse en mínimos de cinco años en -8,2. “A pesar de todo este escepticismo, los mercados europeos siguen cerca de sus máximos del ultimo mes”, afirma Madden que achaca esta subida a la reciente caída del euro.  En la apertura el EURUSD cotiza en 1,227 unidades.

Muy pendientes también de la evolución del precio del petróleo. La semana pasada llegó a situarse por encima de 74 dólares el barril de brent hasta que Donald Trump, el presidente de Estados Unidos aseguraba en Twitter que  no estaba dispuesto a consentir estos precios cuando la oferta era excesiva.  En estos momentos cotiza el 73,97 dólares.

El petróleo es el factor que ha hecho pensar a los inversores que la inflación puede aparecer con fuerza en los países desarrollados, lo que podría acelerar el ritmo de subidas de tipos por parte de los Bancos Centrales. Tanto es así, que la semana pasada asistimos a  una subida de las rentabilidades de los bonos soberanos de varios países. El 10 años estadounidense cotiza en estos momentos en 2,97% y el bund alemán se sitúa en 0,61%.

bonos

Precisamente el BCE se reunirá este jueves, lo que será una de las citas más importantes de la semana en Europa. Los expertos de Link Securities afirman que “la ralentización que está experimentando la economía de la Zona Euro en los últimos meses comienza a preocupar a la institución, tal como se pudo comprobar el viernes cuando su presidente, el italiano Draghi, advirtió de que las recientes disputas en materia de comercio internacional podían haber comenzado a tener ya un impacto negativo en los indicadores globales de sentimiento (índice adelantados de actividad) y que el aumento del proteccionismo económico suponía un riesgo para la región. En este entorno y con la inflación en la Zona Euro muy lejos del objetivo de cerca del 2% establecido por el BCE, creemos que Draghi intentará el jueves transmitir a los inversores que la institución seguirá aplicando una política monetaria acomodaticia aún por mucho tiempo y que, como hemos señalado, habrá una extensión del programa de compra de activos más allá del mes de septiembre, mes en el que, en principio, está previsto que finalice. Este mensaje, en principio, debería ser bien recibido por los mercados de renta fija y renta variable”, señalan en la firma.

Podría ayudar a la renta variable la decisión del secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin de visitar China para limar asperezas con el país en materia comercial. Uno de los factores que más ha pesado en las bolsas en los últimos meses.  

En Europa los inversores seguirán muy atentos a la evolución de la temporada de resultados. Hoy ya han presentado cuentas Philips, UBS y Tele2, entre otras.

Por otro lado, se ha conocido que el conglomerado chino HNA continúa reduciendo su participación en Deutsche Bank, que ya se encuentra en el 7,9%.

Continúan las bolsas con el culebrón de Shire tras conocerse el viernes que rechazó la oferta de Takeda al considerarla insuficiente.