En términos de valoración la bolsa española está barata, pero en el corto plazo no encontramos ningún catalizador que la vaya a mover. El análisis técnico nos indica que hay ganas, que hay fortaleza y el mercado está cerca de sus primeras resistencias notables. Estando barata y siendo la Renta variable nuestro escenario favorito, el activo de Renta Variable en general y el español en particular, tiene recorrido.
Una cuestión de última hora que ha sido el anuncio de 3M de que va a fallar en las perspectivas de resultados está penalizado al mercado americano, ya que es la primera compañía industrial que emite un juicio negativo sobre las expectativas y esto genera temor a que se extienda en compañías del sector como IBM.