La reducción de ventas de inmuebles podría traducirse en tan sólo unos meses en el cierre de tres de cada diez inmobiliarias del territorio español. El descenso de la actividad del negocio inmobiliario provocará en un corto plazo un cambio en el panorama del sector.
Según la Asociación de Profesionales de Expertos Inmobiliarios, APEI, las menores ventas de viviendas en nuestro país podría, en pocos meses, poner en peligro el negocio del 30% de las 60.000 inmobiliarias en España. La nueva normativa que regula el sector, unido a la disminución de la demanda, según Oscar Martínez, presidente de la APEI “obligará a los mediadores inmobiliarios a mejorar, profesionalizarse e incrementar su servicio si quieren proseguir con su actividad y se acabará con los mediadores sin oficina, ni seguro que tanto han perjudicado a la imagen de los verdaderos profesionales de este sector” Para la APEI será necesaria una reorganización en el sector para adaptarse a las nuevas condiciones del sector inmobiliario y apunta que una de las claves se encuentra en la creación de asociaciones y organizaciones de profesionales independientes que permitan mejorar el servicio al consumidor. Laura Garrido www.estrategiasdeinversion.com