Apuesta Russ Koesterich que en el actual escenario no sería sorprendente que la rentabilidad de los bonos siguiera siendo baja en los próximos meses. Una tendencia que “se ha profundizado por los programas de compra de bonos de los bancos centrales y las nuevas emisiones puestas en el mercado”, explica el experto.


Asegura que aunque hay que considerar que la rentabilidad de los treasuries alrededor del 2,5% es baja, es muy superior a las de los títulos de otros bonos del mundo. “Actualmente el 25% del mercado de bonos soberanos europeos cotiza ahora con cupón negativo.
En Alemania es el bono a ocho años y en Suiza el de 10 años”, explica. “En este contexto, el bono americano a 10 años con una rentabilidad del 2% apoyado, además, por la fortaleza de su divisa, parece muy atractivo”, apunta Koesterich.

En su opinión, la Reserva Federal podría subir los tipos de interés en otoño. “Todavía creo que el fortalecimiento del mercado laboral llevará a la FED a subir el precio del dinero a finales de año, probablemente en septiembre. Pero esto podría manifestarse en un aplanamiento de la curva de tipos. En otras palabras, veremos subidas en los bonos de vencimientos más cortos, con un alza menos sustancial en plazos más largos”, explica.


En opinión de Koesterich, los inversores que buscan rentabilidad se están quedadon prácticamente sin opciones. “Esto explicaría por qué la semana pasada los flujos de fondos que van a renta fija estadounidense y high yield recibieron alrededor de 2.900 millones de dólares”, afirma.

Por eso asegura el experto que “en este contexto mantenemos nuestra recomendación de sobreponderar el high yield”. Explica que en las últimas semanas el diferencial entre un bono a 10 años y un high yield de un vencimiento similar se ha agrandado alrededor de un 0,45%.

bono a 10 años


Quizá le interese leer: Russ Koesterich recomienda invertir en estos activos