Irlanda se aferra a sus últimas posibilidades de no aceptar la ayuda europea lo que está perjudicando al resto de mercados.
González asegura que Irlanda es un país en quiebra técnica, el problema está en que no quiere recibir ayudas por parte de sus socios europeos. “Aunque no tenga problemas de financiación a nivel de tesoro público hasta mayo del año público, los problemas de los spreads están teniendo muy mala influencia en los mercados.”
 
Esta ayuda, según el experto, “va enfocada a reducir la dependencia de la economía Irlandesa al banco central y a reequilibrar los balances financieros del país.”
 
Según González lo fundamental ahora mismo es que los tiempos del mercado son distintos a los tiempos macro. La solución que se busca en estos momentos es comprar el tiempo para ir tomando las medidas necesarias. “El problema es que de esta manera se pierde el papel protagonista en sus políticas fiscales.”
 
El experto cree que 60.000 millones de euros, “va a ser poca ayuda para los problemas financieros Irlandeses.”
 
Continúa la guerra de divisas. El experto cree que el nivel actual del dólar, 1,36, es un nivel importante de soporte. La subida de tipos en Korea por su parte es “un ejemplo del crecimiento bipolar que está sufriendo el mundo” por un lado los países emergentes y por otro las economías desarrolladas.