Inmocaral es un valor caliente en la presente jornada puesto que es muy propenso a posibles rumores corporativos en este que parece ser el año de este tipo de operaciones empresariales. Su pequeño tamaño la hace atractiva y esto explica movimientos como los que ayer ya recogía Urbas. Todo esto se ve impulsado principalmente por el aburrimiento de la sesión que hace que la atención se centre en los valores más volátiles.
Situación en que venimos de una semana de vencimiento en que todo el mundo ha dejado todo bien y ahora ha llegado el momento de relax posterior al esfuerzo. A ello hay que añadir la reunión de la Reserva Federal, un hito importante en que, según el consenso de los analistas, no se tocarán los tipos pero el discurso de Bernanke puede dar pistas sobre lo que pasará en los próximos meses. El mercado está expectante en una jornada en que los únicos datos que pueden mover al mercado son el índice ZEW alemán que puede dar volatilidad así como el dato de precios de producción que se dará a conocer esta tarde y que puede dar luz sobre la actuación de la FED ya que se verá la incidencia de la caída del precio del petróleo que se supone ha de dar un respiro a las presiones inflacionistas.