Según el último informe de ING Financial Market Research, las actas de la reunión del Banco Central Europeo que tuvo lugar en abril reflejan que los dirigentes de la autoridad monetaria descartan la aplicación de nuevas medidas, ante el arsenal desplegado en el mes de marzo. De este modo, no se esperan modificaciones sobre la hoja de ruta prevista hasta el mes de marzo de 2017, fecha en la que concluye el programa de compra de activos.

En Reino Unido, país que se encuentra a apenas un mes de que se celebre el referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea (23 de junio), los indicadores de venta minorista mostraron un repunte del 1,7% mensual en abril. Este dato contrasta con el descenso del 0,3% registrado en el mes de marzo aunque desde la entidad holandesa advierten que esta volatilidad puede deberse a factores externos, como la reciente celebración del Mundial de Rugby en el país anglosajón y su consiguiente efecto sobre el consumo.


Polonia, por su parte, registró un incremento de la producción industrial hasta el 6% interanual dejando atrás las dudas sobre el crecimiento futuro de la economía centroeuropea. Además, las ventas minoristas también se incrementaron desde el 0,8% hasta el 3,2%, tendencia que los analistas de ING esperan que se mantenga en los próximos meses debido al previsible aumento de la demanda interna.