Indra ha llegado a un acuerdo con la americana General Electric para colaborar en la digitalización industrial. Esta alianza llega en un momento importante para la acción, que no ha parado de subir en bolsa desde junio. 

Indra y General Electric han sellado una alianza para el desarrollo de aplicaciones y soluciones a través de Predix, el sistema operativo en abierto y en la nube que ha diseñado la compañía americana para revolucionar la forma de trabajar en la industria mediante el uso de Internet.
 
La colaboración se orientará a los mercados de Europa y América Latina, y está abierta a todos los sectores en los que opera Indra, pero especialmente el energético y el de gas y petróleo.
 
Indra firma este pacto en un momento dulce desde el punto de vista bursátil, pues desde que comenzara el año se revaloriza casi un 40%. Además, desde junio sube un 35% casi sin descanso. De hecho, el precio ya se coloca por encima del retroceso del 61,8 de Fibonacci y va a atacar los 12,50 euros. Por abajo encuentra soporte en los 12 euros (61,8% de Fibonacci)  y, más abajo, en los 11 euros (50% de Fibonacci).


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que Indra goza de una tendencia alcista de medio y largo plazo. de hecho, tras apoyarse recientemente en la media de 40 sesiones justo por debajo de los 12 euros, el precio ha experimentado un escape alcista.