El mercado español comienza la sesión con dudas, a pesar de que Japón haya anunciado que mantendrá los estímulos monetarios. Los inversores parecen nerviosos ante el comienzo de la temporada de presentación de resultados en EEUU, pues con las cuentas del primer trimestre de las compañías americanas ser reflejará la verdadera aceptación de las incertidumbres que han minado los primeros meses del año. Con este telón de fondo, el Ibex 35 se mantiene prácticamente plano sobre los 10.600 puntos. Mientras, la prima de riesgo se sitúa en 165 pb y, el euro-dólar en los 1,3740 dólares.
 
El Ibex 35 intenta mantener los 10.600 puntos que ayer logró salvar in extremis. Lo cierto es que este nivel no supone un soporte técnico, pero sí psicológico, para encauzar su camino hacia la meta de los 11.000 puntos. Este martes la atención está puesta en el comienzo de la temporada de resultados a la orilla del Atlántico.

En el lado de las ganancias, ArcelorMittal encabeza los avances con una subida del 1,11%, seguida de Enagás, que suma un 0,29% y BBVA con un 0,21% arriba.

En la parte baja, Gamesa (1,93%), Sacyr (1,68%) y Dia (1,57%) son los valores más penalizados.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 0,13%, Santander un 0,31% y Repsol un 0,16%, mientras que Inditex sube un 0,04% e Iberdrola un 0,04%.

En el Mercado Continuo…
Los valores por los que apuestan fuerte los inversores son Natraceutical (4,66%) y Funespaña (4,54%). En cambio, Abengoa (3,57%) y Abengoa B (2,70%) son las más penalizadas, a pesar de que en las últimas horas la matriz ha anunciado que repartirá el próximo 25 de abril un dividendo de 0,111 euros bruto a cargo de los resultados de 2013 bajo la modalidad de 'scrip dividend' (pago en efectivo o acciones).

La atención también se centra en Deoleo, que está a la espera de que entren nuevos socios en su capital. Con todas las ofertas sobre la mesa, el fondo CVC ha presentado la mejor por el 31% que han sacado al mercado varias cajas. Si bien es cierto que los pretendientes han presentado propuestas para hacerse hasta con el 100% de la compañía. De hecho, hasta el Gobierno español ha mostrado su interés para tomar una posición minoritaria en la empresa.