Tras marcar mínimos anuales hace apenas 3 sesiones, IAG está protagonizando un rebote espectacular que ya suma más de un 5% de revalorización.


En la sesión del viernes IAG cerró marcando mínimos anuales en 4,41 euros pero, en las últimas dos sesiones ya suma una revalorización superior al 5%. Aún así, la tendencia de IAG en el medio plazo sigue siendo bajista. Su gráfico se torció en febrero cuando, después de alcanzar máximos históricos en 5,55 euros, se vino abajo. Desde dicho nivel ha canalizado perfectamente las bajadas perdiendo un 16,40% desde entonces. Además, en el año acumula una rentabilidad negativa de casi un 6%.

Técnicamente, su siguiente objetivo a corto plazo es recuperar la parte alta del canal bajista en el que se mueve, en la zona de 4,90-5 euros. Por abajo, su soporte se encuentra en los mínimos anuales, en los 4,40 euros.

Si desea estar informado de los cambios de ciclo bursátil de IAG, apúntese a nuestras alertas AQUÍ.

iag