IAG cerró la sesión de ayer con un rebote de más de un 2% que le llevó a las cercanías de los 6 euros, todo ello después de testar la parte baja del canal alcista en el que se mueve desde los mínimos de octubre.
 
IAG cerró ayer al borde de los 6 euros, rebotando tras tocar en pasadas sesiones la parte baja del canal alcista en el que ha logrado recuperar un 50% desde octubre. Pero el precio se frenó justo al enfrentarse a la directriz bajista de largo plazo que parte de los máximos históricos marcados en noviembre de 2015. Si IAG consigue rebasar esta directriz, busdcará atacar los 6 euros, zona por la que pasa el retroceso de Fibonacci de todo el movimiento de caída desde sus máximos históricos.
 
Por abajo IAG cuenta con soporte en los 5,5-5,6 euros, que no sólo son el paso de la parte baja del canal, también el retroceso de Fibonacci del 38,2%.


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que el precio de IAG se ha impuesto a la media de 14 sesiones, sumando puntos y confirmando la tendencia alcista de medio plazo, así como la de largo plazo. No obstante, habría que guardar cautela, ya que el volumen de contratación ha decrecido en ambos marcos temporales, lo que resta fortaleza al avance. Por ello, es clave que no pierda los 5,1 euros, pues en ese precio se cruzan las medias de 40 y 200 sesiones.