Hispania ha presentado sus cuentas del ejercicio 2015 antes de la apertura. La compañía de activos inmobiliarios ha logrado mejorar su beneficio un 318%, lo que parece que gusta a los inversores, pues el valor está perforando la parte alta del canal bajista.

Hispania logró cerrar el ejercicio 2015 con una mejora de sus beneficios, ni más ni menos, que del 318%, pasando así de ganar 17,52 millones en 2014, a 73,37 millones el año pasado.

Los inversores aplauden estas cuentas y le llevan a subir algo más de un punto porcentual, hasta los 11,44 euros. Esta subida es suficiente para que Hispania perfore la parte alta del canal bajista en el que lleva inmersa desde hace tres meses y que le ha hecho perder un 23% en este tiempo. Para confirmar con mayor seguridad que Hispania ha escapado de este canal, deberíamos pedir al precio que supere la siguiente resistencia, en 11,71 euros, coincidente con el retroceso de Fibonacci del 61,8%.
 
En cambio, si Hispania vuelve a meterse en el canal bajista, correría el riesgo de caer hasta los 10,6 euros e, incluso perder el doble dígito, pues la extensión del canal bajista podría llevarla por debajo de los 10 euros.


 
Según los indicadores técnicos Premium, Hispania muestra una tendencia bajista en el medio y largo plazo, aunque el precio está superando a la media de 14 sesiones (11,22 euros) lo que es un paso para mejorar el aspecto a corto plazo, si bien la media de largo plazo -200 periodos-aún está alejada, transcurriendo por los 13 euros.