Comenzamos después de una semana que lo que reinaba era el optimismo con la esperanza del desarrollo de las economías avanzadas. Hay punto positivo en cuanto a las políticas de Estados Unidos que puedan impulsar el crecimiento.
 
El BCE publicó las actas y se vio que en la implementación de su política monetaria podría estar dispuesto a desviarse de las proporciones que se habían comprometido en función de los bancos centrales de cada país.

Eso para los periféricos es una buena noticia. Hay que tener cautela con las actas de la Fed. Cabe esperar que estén pensando en una subida de tipos de interés antes de lo previsto. Además, tenemos el calendario de elecciones en Europa.

Declaraciones a Radio Intereconomía