“La eurozona está tomando unas medidas para cumplir con unas cifras a unos plazos, pero no está cambiando las cosas estructuralmente, que es lo que tendría que hacer”

Además, “se está apoyando el crecimiento sobre impuestos, algo que no es sostenible porque la gente está perdiendo el empleo y la capacidad de consumo. Por tanto, hay que reestructurar el sistema fiscal y público”.

Con este escenario de fondo, Forcada aconseja “pasar el verano refugiado en liquidez. En ningún caso en activos de riesgo”.

El euro no va a desaparece, pero puede ser que algún país dentro de 5 ó 7 años sí lo haga. En el caso de España, no puede salir del euro. No es posible poner un corralito para esto en la UE porque habría que disolverla”.


Declaraciones a Radio Intereconomía