Antonio Espín, Analista técnico independiente ha asegurado que el elemento volátil que hay en el mercado podría ser parte de una corrección que de paso a alzas posteriores. En esta situación lo mejor sería fijarse en valores de gran capitalización y huir de compañías como Inmocaral que tienen un atractivo nulo.
Rebote mucho crédito hay que tener presente que hemos vivivido esto últimos días un suceso inusual como el mercado español arrastraba a los europeos mientreas que el norteamericano rompe al alza con buenos fundamentos. El elemento volátil podría ser parte de una corrección que de paso a alzas y fijarse en valores de alta capitalización que tomarán el relevo. Hay que estar pendientes de Telefónica, Repsol o BBVA que podrían hacerlo bien en el corto plazo. Estas compañías presentan señales de compras, BBVA a tanteado el soporte mientras que en Repsol tenemos un gráfico bueno y es candidato a calentarse a poco que se empiece a especular sobre una operación corporativa. Al margen de que se vaya a producir o no, es muy susceptible de animarse por estas expectativas. En la caída de Inmocaral hay que tener en cuenta que ha perdido el soporte de los 5 euros y está fuera de control Puede continuar la caída y no me extrañaría verla por debajo incluso de los 4 euros. Es un valor con un atractivo nulo. Iberdrola, desde el punto de vista técnico, tiene una presión compradora de hace tiempo y, a pesar de estar en un mercado correctivo, Iberdrola ha continuado con esa presión. Está cerca de máximos históricos, prácticamente en subida libre y ha perforado los 35,50-36 euros con cierta facilidad con objetivo mínimo en torno a los 40 euros. Comprar cerca de los 36,50-37 euros no sería mala estrategia porque podría llegar a los 40 euros fácilmente.