La compañía catalana ha anunciado a través de un comunicado a la Comisión Nacional de Mercado de Valores que retribuirá a sus inversores el próximo mes de diciembre.
A través de una nota enviada a la CNMV, Grifolsha confirmado que compensará a sus accionistas con un dividendo de 0,35 euros por acción el próximo 10 de diciembre a tenor de sus resultados de 2015.

En una comunicación al regulador bursátil, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa ha anunciado que aprobó este dividendo en la reunión del consejo de administración que celebró en Dublín el pasado viernes.

Además, Grifols informó la pasada semana que desde Irlanda gestionará su tesorería a nivel global y áreas clave de su división Bioscience (biociencia), que es el segmento relacionado con los medicamentos derivados del plasma y la que aporta en torno al 75 % de la facturación total del grupo.

En clave técnica, lo cierto es que Grifols ha sido una de las acciones que mejor se ha comportado este año, subiendo a contracorriente del mercado y respetando siempre a cierre la directriz alcista que nació en octubre del año pasado. Desde ese punto se ha revalorizado más de un 37%.



Ahora Grifols se coloca por encima del retroceso de Fibonacci del 23,6% de todo el movimiento que registró entre los mínimos de octubre de 2014 y los máximos de este año, por lo que sólo le queda un objetivo, recuperar los máximos históricos marcados en abril en los 41,63 euros.

Los indicadores técnicos Premium nos corroboran que Grifols es una de las acciones más alcistas del Ibex 35, con una puntuación de sobresaliente. No obstante, el volumen ha flaqueado en el medio y largo plazo, lo que le ha restado fuerza.