Grecia va encaminada a pagar el 100% de la deuda con lo que finalmente se le invitará a irse del euro. Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter reconoce que "lo más probable es que el referendum no salga adelante".
Tras conocer el dato de paro – que subió en 134.182 personas en el mes de octubre – se “pone de manifiesto que estamos en una situación en la que las estimaciones van por un lado y la realidad no tiene nada que ver, y suele ser peor”, reconoce Ramón forcada, director de análisis de Bankinter. Este experto asegura que tiene que haber cambios “y tomar medidas de tipo estructural para que la economía española deje de autolesionare”.

Pero ¿y si nos vamos a Grecia? Forcada reconoce que el país heleno “va encaminado a pagar el 100% de su deuda y me da la impresión de que Papandreu ha tomado esta decisión porque consideraba que el porcentaje que los bancos estaban dispuestos a recortar era poco y ha tomado la actitud de que no sea su responsabilidad”. Este experto reconoce que es probable que el referéndum no salga adelante “porque habrá una cuestión de confianza este próximo viernes que seguramente destituirá a Papandreu y el próximo no la continuará”. Pero llegados a este punto “Grecia pagará el 100% y ante la situación de impago es posible que se le invite a irse del euro”. En este sentido, el país importa poco y hay que poner la frontera en Italia y España.

La primera reunión de Draghi al frente del BCE “no tiene visos de que haga nada pero sí está obligado a decir que su actuación será más flexible que la de Jean Claude Trichet. Está forzado a no hacer nada pero sí insinuar algo “y la esperanza en la sesión es esa pues irá de peor a mejor”.

Resultados empresariales de la jornada de la mano de BNP Paribas o ING. “La entidad francesa muestra que se está preparando para un 50% de la quita de la deuda griega pero no para el 100%”. Sus resultados son flojos,” no sólo por provisiones sino también por ciclo y creo que se les puede sacar algo de jugo en el sentido de que ponen de manifiesto que donde está el problema por el tema de griego está en los bancos franceses”. Esto reafirma que igual los señores de la EBA igual no tienen bien la brújula, concluye.