La semana pasada la empresa eólica Gamesa presentó los resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año 2013 en el que obtiene 31 millones de euros de beneficios.

A pesar de este aumento del resultado neto, el sector vive un momento de ralentización de la demanda lo que conlleva una disminución de las ventas del 20% desde enero hasta septiembre dejando la facturación en 1.655 millones de euros, además otros factores externos como la devaluación del real brasileño y la rupia india han afectado negativamente a la facturación. Estos factores han provocado una reducción en tres puntos porcentuales en el Margen de Contribución. La entrada de pedidos en el tercer trimestre del año alcanzó la cifra de 380MW, es más durante el mes de octubre se ha reavivado la actividad comercial con 470MW de nuevos pedidos, debido al posicionamiento en los mercados emergentes que eleva su cartera de pedidos hasta los 1750MW.

Comunidad Gamesa


La deuda financiera hasta septiembre queda fijada en el nivel de 765 millones de euros, lo que supone 300 millones de euros menos que en el mismo periodo del año anterior, que corresponde al objetivo del plan de dar prioridad a la solidez del balance conteniendo tanto la inversión en activos fijos (reducción de 75 millones de euros) como activos que forman parte del circulante.

Lo más impresionante de la compañía es su comportamiento en la evolución de su cotización. Desde los mínimos registrados en julio de 2012 en los 0.99 euros, los títulos se han revalorizado un 655% en apenas año y medio de evolución, lo que sitúa al valor como el más alcista del Mercado Continuo. Es tal su acusada pendiente puramente alcista que produce cierto vértigo para cualquier inversor.

Comunidad cuadro Gamesa


Si observamos el grafico y los comparamos con el volumen de negociación, nos damos cuenta de cómo al último tramo alcista iniciado a principios de septiembre le ha seguido un menor volumen, lo que significa de antemano que el precio lo marcan un número menor de transacciones y es considerado como un signo de debilidad. En relación a sus niveles clave más inmediatos, encontramos que la resistencia a batir se sitúa en los 7,57 euros, en cambio, su soporte más próximo se ubica en los 6,56 euros.

Ante este escenario... ¿Cómo valoráis los resultados de Gamesa ante un entorno de ralentización de la demanda? ¿Tienen sus títulos más recorrido alcista o debería tomarse un descanso?

"Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones"