La fabricante de turbinas eólicas parece haberse estancado en bolsa. Sin embargo, su negocio va viento en popa.


Aunque Gamesa se está tomando este año con más tranquilidad en bolsa, lo cierto es que no se puede poner en duda su tendencia alcista de largo plazo iniciada a principios del año pasado. Sin embargo, a medio plazo nuestros indicadores premium nos alertan de que la tendencia es bajista, tras el cruce de la media móvil de 40 sesiones por encima de la de 14 y del precio. Además, la volatilidad crece en el tiempo, lo que se conjuga en un momentum negativo para la acción.

gamesa


Técnicamente, tiene un siguiente objetivo de ataque a la parte alta del lateral en el que se lleva moviendo todo el año, en los 9 euros, mientras que por abajo encuentra soporte, en primera instancia en la zona de 7,8 euros, donde tiene un hueco alcista sin cerrar, y, posteriormente, en la parte baja del canal lateral, en los 7 euros.

cotizacion gamesa


Sin embargo, su negocio sí prospera y en los últimos días Gamesa ha dado muestras de seguir consolidando su negocio en el exterior con un contrato para suministrar turbinas eólicas en Brasil a la compañía Eolicas do Sul y otro en China, con la compañía CGN Wind Energy