Con el 2011 ya cerrado y andada una mínima parte del camino de este 2012, toca rehacer la cartera de fondos de inversión y, según los expertos consultados, en ella no pueden faltar los fondos de deuda corporativa y, es que, mientras los países dejan sus vergüenzas al aire en forma de bonos, las empresas hacen en ellos alarde de su mejor posición. No obstante, hay que ser selectivos a la hora de elegir por qué fondo apostar dentro de este mundo, donde las emisiones Investment Grade y High Yield serán las ganadoras

Hemos tenido un comienzo de año cargado de noticias, algunas de ellas positivas, como el crecimiento de la economía estadounidense en la última parte de 2011 que nos confirmó el Libro Beige de la Fed o algunos resultados empresariales que muestran la mejora de la situación empresarial. Si continuáramos con esta tónica y “se avanza en mayor credibilidad hacia Europa y los datos económicos de EE.UU. apuntan al crecimiento, entre los productos estrella para este año estará la deuda privada”, cree José María Luna, Director de análisis de de Profim EAFI.

Sin embargo, parece ineludible que “la deuda de empresas europeas seguirá volátil con el flujo de noticias de la eurozona y la presión de las agencias de calificación crediticia -potencial degradación de calificaciones de deuda soberana”, dice Frédéric Salmon, gestor de Pictet Euro Corporate Ex-Financial. No obstante, podríamos también sacar partido a esta situación, pues “los precios actuales descuentan pánico y miedo y cuando esto ocurre puedes encontrar oportunidades a precios bajos en todos los sectores y países”, dice Adam Cordery, gestor del fondo del Schroder ISF Euro Corporate Bond.

En este sentido, los expertos consultados coinciden en que las calidades crediticias de estas emisiones más recomendables son ‘Investment Grade’ y ‘High Yield’.

CUADRO CALIFICAFIÓN CREDITICA DE BONOS:

 
Moody’s
S&P
Fitch
Definición
 
 
 
 
 
INVESTMENT GRADE
Aaa
AAA
AAA
Capacidad de pago extremadamente fuerte
Aa
AA
AA
Capacidad de pago muy fuerte
A
A
A
Capacidad de pago fuerte
Baa
BBB
BBB
Capacidad adecuada , con riesgos en el medio y L/P
 
 
 
 
ESPECULATIVO
 
Ba
BB
BB
Capacidad moderada con riesgo a medio plazo
B
B
B
Capaz actualmente, con alto riesgo en el futuro
 
 
HIGH YIELD
Caa
CCC
CCC
Baja calidad crediticia, claro riesgo de quiebra
Ca
CC
CC
Baja capacidad de repago, aunque con alguna posibilidad
C
C
C
Bajísima capacidad de repago, próximo a quiebra
C
D
D
Quiebra o suspensión de pagos (default)


INVESTMENT GRADE

Los bonos Investment Grade son aquellos cuya calificación crediticia está entre la triple A y la triple B. Este tipo de activos son vistos como inversiones más seguras, por lo que las compañías emisoras tienden a pagar tasas de interés más bajas que los bonos de alto riesgo. 

A la hora de invertir en fondos de bonos con calidad crediticia baja Ángel de Molina, director de análisis de Tressis, dice que “da igual invertir por zonas porque hay muchas emisiones de este tipo. En Europa no obstante, intentaría tener cuidado con los bancos”, puntualiza. Los fondos seleccionados por Tressis en esta rama son “el Pimco Global Investment Grade, para los inversores más moderados. Este fondo invierte en emisiones denominadas en euros y evita los bancos. Cerró el 2011 con una rentabilidad del 4,93%, superando a su índice de referencia, el Barclays Euro Aggregate Corporate Bond.

EVOLUCIÓN FONDO PIMCO GLOBAL INVESTMENT GRADE (fuente: Morningstar)



Beatriz Franganillo, analista de Capitalia Familiar EAFI, apuesta por el fondo Schroder ISF Global Corporate Bond. Destaca de este producto su temporalidad, “invierte a medio y largo plazo para alcanzar una rentabilidad global competitiva en euros y brindar una seguridad del capital comparativamente mayor que la de la renta variable”. Además, “no asume riesgo divisa. No tiene restricciones en duración (actualmente 3,6). La inversión principal se concentra en el segmento de investment grade (actualmente un 77%). Puede tener hasta un máximo de un 30% en high yield (actualmente un 23%) y hasta un máximo de un 30% en deuda de pública”.

EVOLUCIÓN FONDO SCHRODER ISF GLOBAL CORPORATE BOND (fuente: Morningstar):


Para los más agresivos, Molina aconseja el Schroders Euro Corporate Bond que invierte en deuda de bancos”. Actualmente tiene en cartera grandes financieras estadounidenses, como Wells Fargo y Citigroup, y también a BBVA y Santander, pero esta inversión de riesgo es compensada con la inversión en bonos del Tesoro alemán y un 10% de liquidez. En un año acumula una baja rentabilidad, del 0,5%. Adam Cordery, gestor de este fondo, cree que “es posible que nuestro fondo obtenga unos retornos de entre el 3% y el 5% este año”.

EVOLUCIÓN FONDO SCHRODERS EURO CORPORATE BOND (fuente: Morningstar)



HIGH YIELD
En la parte de High Yield, es decir, los bonos con menor calificación crediticia o los también llamados 'bonos basura', las compañías se ven obligadas a dar altas rentabilidades a sus acreedores debido a que su posiblidad de impago también es mayor. En esta rama, Ángel de Molina aconseja "buscar fondos con un equipo de gestión bueno que identifiquen las mejores oportunidades en este tipos de bonos", es decir, aquellos que nos devuelvan una alta rentabilidad, pero que su posibilidad de impago sea menor que la del resto de la misma categoría. En esta rama apuesta por “el Pimco Global High Yield”. El experto valora que este fondo tienen un fondo conservador, su trade record es fantástico y el equipo de análisis es muy bueno”. Este fondo invierte en compañías americanas, ya que gran parte de las emisiones de High Yield son estadounidenses. Su rentabilidad acumulada a un año es del 2,37%.
Pero para este segmento de fondos de renta fija corporativa, el analista espera que “terminen el año con rentabilidades medias del 6-8%, por encima del 4-5% que podría dar el Investment Grade”.

EVOLUCIÓN FONDO PIMCO GLOBAL HIGH YIELD (fuente: Morningstar)