Se deben construir carteras con valores capaces de resistir la volatilidad fijándonos en parámetros como la rentabilidad por dividendo, la fortaleza de sus suelos fundamentales y la capacidad de reacción ante las alzas de tipos. Con esto, destacan valores como Telefónica con una rentabilidad superior al 4,5%, Ferrovial en el sector de la construcción con un PER de 10 veces o Ence en el sector industrial gracias a su fuerte crecimiento.
Tras el cierre de ayer era previsible el repunte moderado con que hemos abierto y que nos permite mantener los 11.800. El punto de inflexión para hoy serán los datos de empleo en EEUU que serán publicados a las 14:30 horas, pero hasta entonces la jornada se caracterizará por la escasa actividad. Si es negativo se pausarán las alzas de tipos puesto que toda ralentización económica implica que la Reserva Federal no los revisará al alza, algo positivo para los mercados financieros a nivel internacional puesto que existe una clara interdependencia: el final de la sesión americana marca las aperturas europeas mientras que la primera toma sus giros cuando las bolsas europeas ya han cerrado.