El presente ejercicio no se plantea fácil para la renta variable, aunque el resto de activos financieros parecen –incluso- peor posicionados. Estas son las acciones que han seleccionado desde la publicación Kiplinger para enfrentarse a este complicado año 2017.
 
En tan solo tres meses el actual mercado alcista que disfruta Wall Street va a cumplir ocho años, y los expertos prevén que esta racha continuará aunque estará marcada por los efectos del envejecimiento: crecimientos más magros y episodios de volatilidad.

Alphabet:  en opinión de estos expertos, las subidas en bolsa y la mejora de beneficios se apoyarán en el crecimiento de filiales como Youtube. Apuntan que “con un PER de 27 veces, la acción no parece cara”.

Amazon: en la publicación destacan su fuerte posición en el negocio de la nube.

CME Group: destacan la política de fusiones y de expansión hacia nuevos negocios.

CPI Aerostructures: es la más pequeña de la lista y esperan una subida importante de este fabricante de componentes de aviación.

Crown Castle International: el REIT de infraestructuras para el sector de las telecomunicaciones tiene una rentabilidad por dividendo de casi el doble que el mercado americano.

Kraft Heinz: la publicación elige a la mayor compañía de alimentación del mundo que, además, forma parte de la cartera de Berkshire Hathaway. Aseguran que aunque por valoración no es muy probable que se dispare en bolsa, una rentabilidad del 2,9% en bolsa supone un buen anclaje para cualquier cartera.

Medpace Holdings:  la cotizada comenzó a cotizar en bolsa el pasado año y se encarga de poner en marcha los análisis clínicos de muchas biotecnológicas, un sector que  -en opinión de estos expertos- tiene recorrido y podría verse reflejado en bolsa.

Micron Technology: explican en la entidad que esta apuesta la toman para ir en contra del mercado porque creen que el fabricante de semiconductores  va a mejorar sus beneficios en los próximos años.

Palo Alto Networks: la compañía está centrada en la fabricación y venta de equipos y software para prevenir los ciberataques. Aunque sus ventas se están desacelerando aún podrían crecer –calculan- a ritmos cercanos al 30% este año.

Raytheon: el fabricante de armamento y productos militares podría verse beneficiado de las políticas de Donald Trump.

Regeneron Pharmaceuticals: esperan en esta publicación que la compañía pueda recibir la aprobación muy pronto para el tratamiento de la artritis reumatoide, lo que podría mejorar sus ventas.

empresas


Salesforce.com: consideran en la publicación que se verá beneficiada del aumento del negocio tras las últimas adquisiciones.

Sanofi:  otra compañía ligada al sector salud, una de las mayores farmacéuticas del mundo. En este caso uno de sus atractivos es la rentabilidad por dividendo, que supera el 4,3%.

Simon Property Group: lo mismo ocurre con este REIT , que ofrece una rentabilidad por dividendo del 3,6%.

Starbucks: la cadena de cafeterías es una de las favoritas, sobre todo por la caída de sus acciones en bolsa el año pasado (-3%).

Take-Two Interactive Software: el fabricante del videojuego Grand Theft Auto podría ser –dicen estos expertos- objetivo de OPA debido a su cartera de productos y a su abultada caja.

Acciones de salud: además de las señaladas anteriormente, en la entidad apuntan a Alexión, CR Bard y UnitedHealth.

Acciones de tecnología: más allá de las ya citadas destacan también a Microsoft y Visa.

Acciones ligadas al sector financiero: destacan a JP Morgan, PNC Financial Services y TD Ameritrade.

Acciones ligadas al consumo: en esta lista entrarían la hotelera Marriott International y la minorista Signet Jewelers.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Las ocho acciones que elige Merrill Lynch para el primer trimestre”