Estamos ante unos niveles de soporte dominados por el nerviosismo general que si se aguantan en niveles del 11.100 del Ibex permitirán tomar posiciones más positivas en el secundario apostando, por ejemplo, por valores como Repsol si aguanta en los 22 o Tele5 siempre y cuando no rompa los 18 euros por acción a la baja.
Nos vamos a fiar más del mercado de futuros, que a nivel Eurostoxx caen un 0,3% y un 0,1 a nivel Ibex. Persiste la sensación negativa y el nerviosismo inversor provocados por la coyuntura norteamericana, que además mañana publicará los datos de precios de producción industrial que conllevan un salto del subyacente de 0,5 puntos con lo que los temores pueden ser avivados. Por otra parte tenemos los resultados empresariales, que también vienen decepcionando ligeramente porque se esperaban alzas en la bolsa estadounidense del 12% y, de momento, se mantienen en el 11,5%. Hoy publican empresas importantes como IBM, Yahoo, Merrill Lynch... No obstante, este mercado sigue barato: tiene un PER de 14,5.