El Ibex 35 perdió hoy un 4,51% en una sesión de caída libre y casi se dejó en el camino los 7.000 puntos. Tal y como apunta Ana Rafels, analista de Bolsacash “cada vez nos acercamos más a esos niveles de un Ibex en 5.000 puntos” pero “no hay que crear pánico”. Es cierto que “cuando nos acercamos a soportes, lejos de aguantar y rebotar desde ahí, los rompemos y no somos capaces ni tan siquiera de acercarnos y decirles adiós”. La experta recuerda que “continuamos a la baja, con un profundo deterioro económico y un sector bancario que no consigue levantar cabeza y salir del agujero”.
Además, “con volatilidades del 50-53 en el índice Vix, sólo podemos augurar bajadas”. Si bien “pensamos que estamos cerca de hacer un suelo, aunque no sabemos cuándo”, ahora “estamos cercanos a ver un pánico total en el mercado y desde ahí hacer suelo” porque “en todo mercado bajista hay varias fases y podríamos llegar a ese suelo que por otra parte, sería temporal”. “Tampoco tendríamos posiciones cortas porque sufriríamos mucho”. Con todo este escenario, “los 5.000 puntos sí están en el horizonte”. 

Hoy el protagonista de la sesión fue el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet que anunciar un recorte de tipos de 50 puntos básicos tal y como esperaba el mercado, sorprendió al dejar abiertas las puertas a más rebajas en el precio del dinero. Este hecho es interpretado como un reconocimiento de que el deterioro de la economía es mayor por lo que según Rafels los niveles a vigilar en el Ibex, “después de perder hoy los 7.200 puntos que deberían haber aguantado un poco más, ahora nos vamos a los 6.750 puntos y podríamos incluso si se pierden irnos a buscar los 5.900”. “No creo que de momento vayamos a niveles inferiores pero el deterioro económico es muy profundo y no descartamos esa posibilidad”. En cuanto a las resistencias, parecen ciencia a ficción. “Una relevante serían –según la experta- los 7.715 puntos que en cuanto a nivel está muy alejada, pero tampoco hace tanto tiempo que estábamos ahí”. Lo que ocurre es que “perdemos referencias con mucha rapidez y cuando llegue el rebote que creo que será virulento por lo que ésa será la primera referencia a vigilar. Por encima nos vamos a los 8.400”que “están muy lejos aunque llegaremos a recuperarlos, sin duda”,explica.

En cuanto a los valores de la tabla, Mapfre fue hoy la más castigada, “con el recorte de hoy ha perdido la tendencia que tenia desde el año 2000” y eso significa que “el pasado año fue un valor cuidado, se comportó bien y ahora ha sido el mas castigado con creces, en pocas semanas ha perdido mucho” y desde “el punto de vista técnico se le queda un figura fea”. Ahora podría buscar “niveles de 1,30 euros y si los perdiera podría irse a niveles de 2002, cuando comenzó el ultimo tramo alcista de 0,90 euros por lo que le queda recorrido a la baja”. 

En cuanto a Grifols que hoy salió malparada también tras el error en su presentación de resultados, Rafels mantiene que “venía comportándose muy bien pero, primero al perder los 13 euros de soporte se le quedó un aspecto técnico en entredicho y si no recupera los 10.90 euros se le queda un aspecto que no augura buen comportamiento”. En resumen, “debería recuperarlos mañana mismo para ver un buen aspecto porque de lo contrario podría irse a niveles de 8,36 euros”, explica la experta.

Telefónica fue la cuarta mejor compañía del día y eso que perdió hoy un 2%. Aún así Rafels matiza que “no compraría ningún valor hasta que no vea una vuelta clara en los índices” pero “Telefónica me sorprende con su fortaleza, no sé a qué se debe” pero “está en zona de consolidación y si aguanta los 13,50 euros podría salirse con la suya” pero “hay diferencias importantes con el Ibex y el resto de los índices y no hay motivos claros para esta descorrelación, por lo que podría sufrir”. De este modo, “si supera los 15,50 euros y estuviéramos cortos no la mantendríamos en cartera”, si el planteamiento es a largo plazo y “pierde los 13,50 euros podría irse a los niveles de noviembre por lo que me saldría rápidamente”.

La ganadora del día de hoy fue Endesa que avanzó más de 4 puntos porcentuales. En relación al valor, la experta apunta a que “anteayer vimos una caída fuerte en el valor que le llevó a niveles de soporte en 20 euros y a partir de ahí rebota”. “Ahora tiene una lucha con los 21,74 euros y si los rompe podría irse a 25 euros” aunque “creo que tendrá dificultad para ello, más que nada por el escenario que manejamos”. “Mucho cuidado y si no rompe la resistencia hay que deshacer la posición”, explica.

Para la analista técnico, el oro sigue siendo una buena inversión, “hemos sufrido un importante recorte que hace un canal perfecto, técnicamente esta en un punto de apoyo relevante y es una oportunidad para entrar”. “Podríamos ver por debajo recortes hasta los 870 y eso no debilitaría el aspecto técnico”. Rafels mantiene que “proyectamos un buen comportamiento a corto, medio y largo plazo” por lo que “bajo nuestro punto de vista el oro es un activo a tener en cartera, sin ponderar sólo este activo pero sí es momento de tenerlo”.