Los españoles han reducido el presupuesto dedicado a las vacaciones de Navidad en un 20 por ciento, aunque no han renunciado a los viajes, según el portal Atrápalo, que señala que cada vez se espera más a los descuentos de última hora. Otra tenencia es la contratación de establecimientos de menor calidad, menos días de estancia y la elección de destinos más cercanos. Los destinos de esquí han tenido una gran aceptación debido a la presencia de abundante nieve en las estaciones, lo que ha hecho que las reservas hayan aumentado con respecto a las mismas fechas del año pasado.
También han crecido las escapadas cortas por España y sobre todo en coche, mientras que se mantienen las estancias en capitales europeas como Roma, París o Lisboa, con el incremento sólo del destino a Londres, donde las reservas crecieron un 70 por ciento.

Otra característica de estas navidades es que la mayoría de los tour-operadores han optado por bajar sus precios de forma generalizada para no perder clientes, lo que permite acceder a viajes a precios muy competitivos.