Wall Street abre en negativo en una jornada en la que los inversores permanecen pendientes de la reunión que tendrá lugar entre Barack Omaba y los principales banqueros estadounidenses. Para entender el recorte de hoy, José Ramón Sánchez Galán, analista financiero dice que hay que tener claro que "estamos dentro de una tendencia bajista en la que los rebotes se han producido debido a que había valores que estaban muy sobrevendidos". El hecho de estar tan baratos, explica el experto, “es lo que ha hecho que suban hasta un determinado nivel en el que ahora toca hacer caja”.
Consecuentemente, dice el analista que no habrá una recuperación sino que augura que es posible que veamos una caída de los índices “entre un 2 y un 3%" pero no tenemos porque "temer que haya un varapalo bursátil”. En este sentido ve “lógico” que se haga caja, pero reconoce que “hay ciertos datos que dan pie a pensar que no se va a “producir una debacle”. Por ejemplo, el experto habla de un índice por excelencia como es el VIX -mide el pánico del mercado- que “está en unos niveles bastante aceptables como para pensar que puede haber una suavización de los precios”. También hay que añadir que el gobierno estadounidense está “haciendo todo lo posible por crear un clima de confianza en los inversores a tenor de los últimos resultados” que hemos conocido y que nos pueden llevar a pensar en “una posible recuperación de la economía estadounidense”.

El analista financiero no se atreve a fijar plazo, pero “si nos fijamos en algunos datos como en el índice del consumidor de Michigan publicado hoy -ha salido por encima de los esperado- podemos esperar la posibilidad de una cierta mejora”. Sin embargo aún no es momento de lanzar las campanas al vuelo. Matiza Sánchez Galán que habrá que ver “el próximo viernes el dato del desempleo y otros datos sobre el empleo como el informe de la ADP del miércoles o el índice Monster (…)”. Por consiguiente, con este escenario recomienda ser “prudente” a pesar de que pueda haber algunos visos de recuperación. 

En cuanto al sector financiero, el analista financiero reconoce que “sería cauto” a la hora de tener algún valor de este sector en cartera, aunque es verdad que “todavía hay oportunidades de entrada”. La cautela la fijaría sobre todo en los “bancos de inversión”. Entre otros, destaca Goldman Sach que “no da avisos de mejora”, por lo que cree que “es pronto para entrar”. El experto vigilaría “el nivel de los 107 dólares como soporte”. De entrar, no lo haría hasta que “no superase los 110 dólares”. En general, cree que “la banca estadounidense sigue débil” y esto lo vamos a ver posiblemente, según explica el experto “en el primer trimestre del año”. Por tanto, insiste que entraría en este sector “más como especulador que como mantenimiento”.

En relación al sector automotriz, el analista financiero explica que para tener en cartera este sector “tiene muchísimas alternativas y oportunidades”. Destaca que sería un valor para mantener Honda “al superar los 24,77 dólares”. También, mantendría en GM “en los 2,85 dólares, que es un nivel clave y que está superando con holgura”. Sin embargo, advierte el experto de que tendría “cuidado con Toyota”, ya y vigilar "los 65 dólares”. Finalmente, cree que Ford “sólo es interesante si supera los 3 dólares”. En general, el experto destaca que “no hay una estimación clara del sector –que hay subidas y bajadas- y esto es bueno”. Señala que este sector no está tan negativo como puede ocurrir con el financiero o el inmobiliario. En este sentido, cree que “el hecho de que haya posibilidades de entrada en valores, nos lleva a pensar que podría haber una tímida recuperación”.

Otra compañía que llama la atención es Google. José Ramón Sánchez Galán reconoce que lo está pasando mal la compañía debido al tema de reestructuración de la empresa. El analista advierte de que los recortes “le podrían llevar a los 345 dólares”. Por lo que estima que hay que tener “precaución ante el valor”, ya que “podría recortar a la baja y por consiguiente deberíamos empezar a pensar en deshacer posiciones”.