La bolsa de Wall Street abrió la última sesión de semana vestida de rojo con todos sus principales índices cayendo alrededor de un punto porcentual. Los inversores esperaban noticias del destino del banco de inversión Lehman Brothers, tras el derrumbe de sus títulos de esta semana que elevó los temores sobre su supervivencia. Bank of America, el segundo mayor banco de Estados Unidos, se barajaría como posible comprador de la compañía. José Ramón Sánchez Galán, analista financiero, afirma que este caso le recuerda mucho al de Bearn Steans “que supuso la posibilidad de un rescate a una financiera muy importante”. En esta ocasión, “de nuevo un banco tan ancestral como Lehman Brothers que no puede ser ayudado por la Reserva Central, se enfrenta a la posibilidad de una concentración bancaria”, explica el analista. Difícil situación en un mercado “en el que uno no se puede decantar por ningún valor en concreto, sino como mucho mantenerlo”, añade.
Los datos macroeconómicos no acompañaron y el rojo se extendió por las pantallas de la Bolsa de Nueva York. A los mercados les costó digerir la inesperada caída experimentada en las ventas minoristas durante el mes de agosto - cayeron un 0,3% y se esperaba una décima menos-. A la inquietud que genera este dato se suma la amenaza de que el huracán Ike afecte al Golfo de México, con las pertinentes repercusiones que tendría en el precio del petróleo. Además, por enésimo día Lehman Brothers sufre fuertes caídas en bolsa. Todo en una sesión en la que “el sector financiero se encuentra con los retales de la crisis a la que se han unido unos malos datos macroeconómicos”, explica José Ramón Sánchez Galán, analista financiero. De la misma forma, “el próximo martes tendremos la reunión de la Fed (Reserva Federal estadounidense), en la que puede haber un movimiento de tipos teniendo en cuenta que existe una cierta tensión en los precios y un complicado crecimiento económico”, añade. Sector consumo, automovilístico y petrolífero Con esta situación en el mayor mercado mundial, Sánchez Galán centra su atención en diversos sectores como el de consumo, de gran importancia en el país por su peso en el PIB, aunque no para recomendarlo sino todo lo contrario a la espera de una desesperanzadora presentación de resultados durante la semana que viene. Destaca valores como Best Buy que está perdiendo niveles importantes como el de los 45 dólares “sería un valor a vigilar, pero no para entrar sino para deshacer posiciones”, asegura el experto. También señala Kroger “del que tampoco se esperan resultados buenos y, es por ello, que el valor se acerca peligrosamente a la cota de los 26 dólares, que si traspasa deberíamos abandonar el valor”, concluye. Respecto al sector automovilístico, también de gran importancia, asegura que “tampoco presenta buenas perspectivas”. Y es que, en su opinión, “para que se recuperen los diferentes valores tienen que crecer casi un 6% de media”. Por ejemplo, Ford “debería estar alrededor de los 6 dólares y, sin embargo, está en 4,65; Toyota entorno a los 100 dólares y está en los 80; General Motors debería estar cerca de los 20 dólares y está en el nivel de los 12; y Harley Davidson, que quizá sea de los cuatro el que tiene más posibilidades de una recuperación inmediata, hasta que no supere el nivel de los 45 dólares tampoco podemos estar tranquilos”, afirma Sánchez Galán. Para terminar, el experto se fija en el sector petrolífero que “actualmente es bastante volátil y las noticias contradictorias le hacen subir con fuerza o caer inesperadamente”. Y es que, en su opinión, “en estos momentos nos estamos moviendo en un mercado que tiene un poco de especulador, de inversor y de intercambio”. En este sentido, el analista confía en que “podríamos mantener los valores de las principales petrolíferas como Exxon si sigue por encima de los 75 dólares; Chevron por encima de los 82; Conocophilips, que ha presentado un proyecto de ampliación y va a hacerse con una filial en EEUU, por encima de los 71 dólares; Anadarko por encima de los 53; y, por último, Marathon Oil se podría mantener el valor si no pierde los 43 dólares”. En general, la principal recomendación del analista es de mantener, ya que “todavía es pronto para decantarse por entrar claramente en cualquiera de los valores mencionados”, concluye.