Grifols es una de las compañías protagonistas del día que ha hecho públicos sus resultados. Ha cerrado el ejercicio correspondiente al año 2008 con una cifra de negocio que asciende a 814,3 millones de euros, mostrando un crecimiento del 15,8% en relación con 2007. Nuria Pascual, subdirectora financiera y directora de relaciones con los inversores de la compañía mantiene que “son unos muy buenos resultados tanto en ventas como en beneficios, en línea con la evolución del año que ha sido así”. Además “el mercado así lo ha esperado porque hasta el tercer trimestre se reflejaba esta tendencia de crecimiento y mejora de márgenes”. 
El beneficio de Grifols creció en un año casi un 39% lo que para la directora financiera es “es un triunfo que está en la estrategia que hemos seguido durante el año”. Pascual explica que “la diversificación geográfica nos permite estar en muchos mercados a la vez y lo que nos puede afectar en unos países podemos compensarlo en otros que no están en la misma situación”. De hecho “hemos puesto más peso en países que antes no teníamos tanta presencia, al tener más producto hemos podido vender en Latinoamérica o en el sudeste asiático y no sólo en Europa o en EEUU que era donde estaba concentrada la estrategia hasta ahora”. Y es que para Grifols “es clave diversificar porque tres cuartas partes de las ventas se hacen fuera de España y nuestra tendencia es ésa, hay mercados a los que no hemos podido acudir porque teníamos que aumentar la producción pero es un objetivo muy claro para nosotros”.

Además, la compañía ha conseguido tener una evolución positiva de ventas en los cuatro trimestres, “no somos una empresa que nos veamos afectados por temas estacionales –explica Nuria Pascual- los consumos son estables, hay efectos puntuales en países como España que parece que los hospitales pueden comprar menos en vacaciones pero eso quiere decir que han comprado antes y hay poco efecto estacional”.

Grifols ha cumplido con su plan de inversiones, “seguimos adelante, sin modificaciones y si las habido ha sido para adelantarlas”. “El plan pasa por ampliar la capacidad del fraccionamiento básico pero también el de algunos productos puntuales como la hemologlubina” . “Hemos comenzada la planta en EEUU que será validada en 2012 y será un equivalente a la española, con una tecnología muy elevada que nos permita elevar la producción”.
Nuria Pascual reconoce que “EEUU es un objetivo principal porque en nuestra industria tiene más sentido crecer en las instalaciones con las que se cuenta frente al hecho de ir a un sitio nuevo”, “las ventas son una cosa pero la producción es otra y la potenciaremos España y EEUU porque el crecimiento gira en torno a estas dos fábricas que ya tenemos”.

En cuanto al valor en bolsa, Pascual mantiene que “no se si sería defensivo o no pero nos movemos en un sector que no es cíclico y los valores cíclicos están más penalizados pero en los mercados los criterios no se sabe”. “No sé si es defensivo o no pero el sector sanitario siempre ha sido un sector bien considerado en estos tiempos revueltos”. 

Además en cuanto al pay out, “nuestra intención es mantenerlo –apunta- y tenemos que financiar nuestro plan de inversiones con lo cual pensamos que podremos mantener estas dos cosas a corto plazo”. La subdirectora de inversiones es realista, “el año será complicado en general para todas las economías, seguiremos intentar aumentar ventas y mercados y diversificar” aunque “también como la mayoría de las empresas intentaremos controlar costes y reducir áreas que no sean tan críticas pero mantendremos nuestro plan de inversiones porque la capacidad de producción es lo que nos va a dar beneficios”.