Endesa refacturará desde hoy a todos sus clientes afectados en Andalucía por el nuevo modelo de facturación mensual desde el día 1 de noviembre de 2008, con potencia contratada igual o inferior a diez kilovatios, sin necesidad de que realicen una reclamación. La Consejería andaluza de Innovación, Ciencia y Empresa resolvió imponer a Endesa Distribución esta obligación de refacturar de oficio a los más de cuatro millones de clientes andaluces, con motivo de la "facturación irregular realizada". La nueva facturación tendrá en cuenta no sólo la energía consumida en 2008 y cobrada a precio de 2009, sino también los posibles recargos cobrados por exceso de consumo que esta situación haya provocado.
La devolución que corresponda tendrá que realizarse en la primera factura ordinaria a partir del 16 de marzo de 2009, que deberá contar con un apartado especial en el que se desglose la cantidad a devolver por conceptos, indicando que se realiza en aplicación de esta resolución.

Endesa deberá presentar ante la Consejería cada quince días la relación acumulada de las liquidaciones realizadas en Andalucía y por provincias, para comprobar el cumplimiento de la resolución. En este informe se indicará el número de usuarios refacturados y la devolución agregada para el total de usuarios refacturados para cada tarifa.

El expediente de Innovación reconocía, tras analizar las facturas y las distintas alegaciones presentadas, que existe "un perjuicio económico" para los consumidores ya que el método aplicado por Endesa supone facturar consumos realizados en 2008 con la tarifa correspondiente a 2009, más elevada.

Esta resolución se enmarca en las acciones emprendidas por parte de la Junta de Andalucía para preservar los derechos de los ciudadanos ante esta situación.

El régimen tarifario eléctrico es competencia del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, mientras que la aplicación de ese régimen pertenece a la Consejería de Innovación, a través de las delegaciones provinciales, encargándose de la resolución de las discrepancias del usuario con su empresa distribuidora.

Sevillana Endesa reiteró el cumplimiento de su "compromiso de aplicar en todo momento lo que los organismos competentes dispongan", si bien subrayó que el método aplicado al inicio del nuevo modelo "no fue incorrecto", sino que se basa en la experiencia con criterios de prudencia para estimar el consumo a la baja, con lo que evita cobrar en exceso por adelantado al cliente.

"Así se venía aplicando desde 2004, con lo que se beneficiaba al cliente al aplazar el pago y asumir la compañía el gran coste financiero", afirmó la eléctrica, quien agregó que, "gracias a este sistema", en los cuatro últimos años se consiguió reducir en Endesa un 63% las reclamaciones presentadas por estimación de lectura.

Apuntó que la aplicación de la nueva normativa de facturación mensual ha supuesto un "gran esfuerzo inversor", con más de 30 millones de euros en Endesa, así como de adaptación de sistemas de gestión comercial para la empresa, que habrá de adecuarlos "de nuevo" para poder aplicar tanto lo dispuesto por la Administración regional, como lo que disponga próximamente el Ministerio.

Asimismo, informó de que, cumpliendo con lo acordado en el Órgano Regional de Mediación del Servicio Eléctrico, ha desplegado un "importante dispositivo técnico y humano de atención comercial, llegando a triplicar el número de agentes al que se comprometió".