La bolsa norteamericana arranca en negativo tras el rebote de ayer. Sesión la de hoy en la que se conocía en relación a los datos macroeconómicos, que en noviembre se eliminaron 250.000 puestos de trabajo en el sector privado, según ADP, lo que supone el peor dato en siete años. En opinión de Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa “estamos sufriendo descensos en torno al punto y medio punto porcentual, además la gente está preocupada por los datos de empleo”. Con respecto a estos datos, el experto apunta que “se espera una tasa de desempleo en torno al 6,8%”. “Es una tasa que no se veía desde el 93 y las estimaciones para el 2009 es que llegue al 8,5%”, por lo que sigue diciendo Juan Carlos Castillo que con el crecimiento del desempleo “las preocupaciones se incrementan”.
Hoy también hemos conocido el dato de productividad no agrícola “que ha sido algo superior a la anterior revisión, llegando al 1,3%”, sin embargo, el experto asegura “que los costes laborales han subido más de lo previsto”, por lo señala que “una productividad descendiendo y unos costes laborales ascendiendo es típico en escenarios de recesión, pues constata una vez más que los beneficios empresariales para los próximos trimestres van a estar por debajo de las previsiones”. En lo que respecta a este escenario, cree que “los inversores tienen que concienciarse de que tendremos movimientos muy volátiles con subidas y descensos en un mismo día”.

El director de análisis de Capital Bolsa cree que “la economía puede empezar a tocar suelo a partir de final del 2009 y principios de 2010, las bolsas se espera que tocar suelo a partir de la segunda mitad del año que viene”, pero advierte que son “proyecciones” y que “realmente los factores que están manejando los operadores como los beneficios empresariales, precios hipotecarios y en algunos casos el apalancamiento financiero, son tres incertidumbres con las cuales es muy difícil dar proyecciones sólidas” ya que, sigue explicando que “no sabemos como van a evolucionar los beneficios empresariales, porque aunque claramente esas tasas de paro incrementándose trimestralmente van a repercutir en estos beneficios y no sabemos hasta qué punto”. Por otro lado, los precios inmobiliarios se espera que bajen en torno a un 15 o 20% de los precios actuales, pero asegura que “son estimaciones y como tal pueden ser corregidas de aquí a varios meses”.

En relación al sector tecnológico, advierte Castillo Montero que “en las primeras fases de un ciclo económico bajista es de los sectores que más sufre junto con los bienes de lujo”, por lo que ve “lógico que los bienes no esenciales son los primeros que sufren esa restricción de consumo”.

Respecto a las recomendaciones, cree el director de análisis de Capital Bolsa que “hay cosas interesantes que se pueden comprar”, por un lado dice que “los inversores de largo plazo tienen grandes oportunidades de compra, empresas que están cotizando a ratios muy interesantes y cuyo retorno esperado supera los dos dígitos”, lo cual no es normal históricamente, porque según dice el experto, “los retornos esperados están entorno al 6% o 7%”. Además, cree que “sectores como el petrolero, sobretodo pequeñas empresas que tienen grandes reservas serán compradas por empresas de mayor crecimiento”, y es que mantiene que “el petróleo está tocando suelo en estos niveles" y que "va a tener tendencia alcista de ciclo”.