No sabemos si Astroc habrá tocado suelo. Dejando a un lado el valor real de la empresa, nos queda un sinsabor y una nota de cautela por lo que pasó ayer. Poco a poco va a tener que irse ajustando. De fondo está el hecho de que Astroc tiene una volatilidad altísima, lo que conlleva un gran peligro.
La OPA de Sacyr sobre Eiffage es fantástica para la española. A lo largo del día el valor ha ido levantando cabeza y ha llegado a superar los 45 euros. El proyecto es interesante, los mercados son atractivos y la capitalización de ambas compañías son parejas. Va a tener que hacer una ampliación de capital, un coste para el accionista, que es lo que estaba pesando al principio de la jornada.