Octubre conllevará una fuerte volatilidad, pero también es cierto que mucha gente está entrando en el selectivo. Hay que tener cuidado con las posiciones. En estos momentos es difícil que veamos más OPA’s en el Ibex, pero podemos verlas en otros índices, por ejemplo en muchas compañías con núcleo accionarial por debajo del 50% donde los accionistas de referencia pueden interesarse en consolidar su posición. Este es el caso de empresas como Adolfo Domínguez o Pescanova.
Parece claro que estamos en un año histórico en lo que a OPA’s se refiere. Y también parece evidente que los cambios legislativos en las ofertas públicas de adquisición están moviendo al mercado. Si a ello unimos que en el mercado hay dinero y que los tipos de interés, la financiación, es barata, llegamos a la situación actual en que las oportunidades se multiplican. Y todo parece indicar que de aquí a fin de año la tendencia alcista puede continuar ya que es difícil que el mercado baje de los niveles en que está de forma consistente. Pero esto no implica que no pueda sufrir leves oscilaciones, bajadas en el próximo en mes. Da miedo el Ibex en el entorno de los 13.000, que suponen los máximos históricos de 2000 y una fuerte resistencia.