El Ibex 35 cerró la sesión con una subida del 0.34% que le dejó en los 10132 puntos, una revalorización que se transforma en subidas del 0.59% en cierre semanal. Lo hizo en una jornada en la que el mercado de deuda siguió apoyando a los activos de riesgo. La prima de riesgo en los 190 puntos básicos.

Jornada de menos a más en la renta variable nacional que, al ritmo del 0.3%, llevó al Ibex35 por encima de los 10100 puntos. Concretamente en los 10132 enteros que dejan el cierre semanal con una revalorización del 0.59%. Dice José Luis Cárpatos que “algo que está apoyando la periferia es el desarrollo del mercado secundario de deuda, porque tenemos una estructura favorable para los activos de riesgo”. Es más, el bono española a diez años cotiza a un diferencial de 190 puntos básicos respecto al alemán del mismo plazo.

También contribuyeron las referencias conocidas al otro lado del Atlántio, como la Confianza de Michigan, que soprende positivamente al superar las previsiones de los analistas.

Un cócktel que se ha visto aderezado por las impresionantes subidas de Acciona. Más de un 6% de revalorización que dejaron sus títulos en los 52.40 euros. Lo hizo el día en que Fidelity elevó hasta el 2% su participación en la constructora, valorada en 58 millones de euros. Por su parte, BBVA otorgó un potencial al valor de más del 16% desde los precios actuales.

Dia y Enagás completaron el podio pero, eso sí, a escalones mucho más alejados. DE hecho, la alimentaria elevó en un 1.8% el precio de su cotización, que dejó en los 6.1800 euros. Por su parte, la gasista comenzará a cotizar el lunes desde los 20.6800 euros tras subir más del 1.5%.

Tendencia mixta en el sector financiero


Subidas que, de los grandes, sólo compartieron los títulos de Iberdrola., Repsol y Santander. La eléctrica abandonó la semana en los 4.6200 euros – con subidas del 1.20% - en tanto que Repsol cerró en los 17.61 euros, tras subir un 0.23%. El empujón de última hora provocó que Santander cerrara ligeramente en positivo, con subidas del 0.03% que le llevaron a los 6.5320 euros.

Entre los valores más penalizados, los bancos. Bankinter sufrió pérdidas de más de un punto porcentual y cerró en los 5.9500 euros. Bankia sufrió una caída del más del 0.5%, hasta los 1.4860 euros. Caixabank descontó un 0.06% de su precio en tanto que las acciones de BBVA sufrieron algo más de una décima, hasta los 8.9420 .