Después de la diversión que hemos tenido durante todo diciembre ahora nos tocará descansar algo en los mercados. Este mes ha sido bastante alegre para las bolsas. Como queda tan poco el mercado está cerrando prácticamente sus posiciones. Ahora hay cosas que quedan  muy abiertas.
 
El yuan es una preocupación para este 2017 y puede volver a ser un problema. Todo el tema de la banca italiana está en un proceso de reestructuración y no está todo cerrado. De alguna manera es más de lo mismo, porque también seguimos con la subida de tipos de interés, banca y emergentes.

Los mejores efectos de la bolsa se han producido con el Brexit y con Donald Trump, así que no hay que saber de qué fiarse de cara al próximo año para invertir.

Declaraciones a Radio Intereconomía