Estamos en un proceso de inestabilidad al que no estamos acostumbrados pero venía bien una buena corrección. Ha sido un recorte muy brusco porque ha sido muy retardado, pero hay que tener en cuenta que llevábamos casi nueve meses de subidas. China ha sido una excusa porque hay mucha especulación sobre si el gobierno chino quiere moderar el crecimiento económico. Mi opinión es que vamos a entrar en una etapa de inestabilidad, hay más factores como lo que escuchamos en Grenspan, los datos económicos de EEUU y el alza del mercado del petróleo. En los mercados de divisas también existe mucha inestabilidad y tiene mucho que ver con lo que hemos visto en las bolsas pues hay mucha posición apalancada buscando elevar la rentabilidad en los mercados. También se ha financiado en monedas con tipos de interés bajos como es el yen y las consecuencias negativas las estamos viendo. A corto plazo podemos ver algún movimiento adicional pero da la sensación de que veremos como el yen vuelve a depreciarse y el dólar ganará terreno frente al euro.