El Valencia obtuvo un préstamo de 74 millones de euros (106 millones de dólares) que planea usar para adquirir una participación de un 72,5% en el mismo club, buscando estabilizar al equipo que enfrenta problemas financieros, dijo el domingo el presidente Manuel Llorente.
El banco local Bancaja aceptó prestar el dinero a la fundación de caridad del club y Gobierno regional de Valencia, el Generalitat, ha garantizado el préstamo, informó el equipo en su página en internet (www.valenciacf.com). La fundación planea comprar las acciones restantes disponibles en una ampliación de capital, que ya ha recaudado alrededor de 18,75 millones de euros, añadió.

"A partir de ahora, comienza una nueva etapa, de solidez, en la que los futbolistas sólo se centrarán en jugar", dijo Llorente. "Hemos salvado una situación muy difícil y preocupante", añadió.

La fundación del Valencia dijo en un comunicado que planeaba que las acciones estuviesen disponibles para aquellos que no habían podido tomar parte en la fase inicial de la ampliación de capital.

"Por fin se devuelve el club a los fans del Valencia", expresó Llorente.

El club terminó sexto en la liga la temporada semana y calificó para la potencialmente lucrativa Liga Europea.

Pero los problemas financieros del equipo lo obligaron a suspender la construcción de un nuevo estadio y funcionarios dijeron que podrían tener que gestionar la venta de jugadores altamente valorados internacionalmente como David Villa y David Silva.

Las deudas del club de unos 500 millones de euros se asemejan a las del Real Madrid y el Barcelona pero el Valencia no tiene el gran poder de generar ganancias que poseen los dos gigantes de la Primera División española.