El sector eléctrico ya está agotado, aunque puede verse aún algún otro movimiento, con lo que, a la hora de elegir un sector, apostaríamos por el financiero puesto que para 2007 puede verse inmerso en una fuerte reordenación, con menos matices políticos que los que han afectado al eléctrico, en el marco europeo. En definitiva, veremos grandes operaciones de grandes grupos financieros a nivel continental.
Volvió a sorprender la pasada semana la Bolsa tocando los niveles psicológicos de los 13.000 puntos en un ambiente dominado por la euforia. Y es que las Bolsas se mueven en un escenario ideal: el petróleo está a la baja y sobrevendido en el corto, los datos macroeconómicos son benévolos y las subidas de tipos esperadas son escasas, el escenario geopolítico es muy bueno, los resultados empresariales se anticipan positivos y carecen de profit warning y, como elemento clave, las operaciones corporativas que mueven al secundario dejando de lado otro tipo de valoraciones.