Los problemas de deuda siguen azotando las economías europeas en un entorno en el que xada vez se especula más con el rescate de Portugal.
Los chinos se han comprometido a comprar deuda lo que según Ortega, en declaraciones a Radio Intereconomía, “tendría que haber destensionado los mercados soberanos sin embargo estamos viendo que el problema se está perpetuando y que ha llegado para quedarse”; simplemente, añade, “porque el mundo en general tiene un problema de deuda, pública y privada, aunque ahora estamos prestando atención a la pública.”
 
El tema sigue siendo bastante complicado; lo que estamos intentando resolver, señala Ortega, “es un problema de solvencia con liquidez”, lo que no está siendo una solución adecuada, por lo que estas crisis van durar más tiempo.
 
Ayer Bruselas ya proponía que los estados no cargaran con todo el peso de la deuda, si no que los accionistas o acreedores fueran los responsables cada uno en su medida de cargar con el sistema financiero, “ya que las pérdidas del sector son inabordables para los estados por lo que el propio sector privado va a ser el que tenga que responsabilizarse de las decisiones que se han tomado”.
 
Es probable que Portugal sea rescatado “ya que la rentabilidad que debe ofrecer para colocar su deuda es cada vez más alta.”, apunta el experto.
 
La solución que ha ofrecido el presidente francés Nicolás Sarkozy es en definitiva, según el experto, lo que se ha recomendado por todos los analistas. “La aparición de un tesoro de deuda conjunta es según muchos expertos una solución al problema.”
 
De alguna manera EEUU está sosteniendo su economía con el gasto público; una de las medidas por cierto encaminadas a recortar este gasto público en aras de reconducir la situación es ahora el recorte en partidas militares.