El selectivo español amanece cansado. El Ibex35 abre sesión con caídas y pierde los 11.800 puntos. Jesús de Blas, director del departamento de Renta Variable de Credit Agricole Mercagentes, considera que “siempre que intentamos rebasar los 12.000 puntos, sale alguna noticia que lo empaña y volvemos a las ventas”. El analista asegura que “tendremos que esperar a que habrá el parqué neoyorquino para ver que rumbo tomamos”.
La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings rebajó ayer la nota de la deuda pública de Grecia, hasta 'BBB+' desde 'A-'. Noticia que ha provocado que el sistema financiero se resienta. Hoy, nuestros grandes bancos iniciaban la jornada con descensos. “El 2010 se espera un año malo para la banca”, afirma Jesús de Blas, director del departamento de Renta Variable de Credit Agricole Mercagentes, “el problema de Dubai y el de Grecia ha hecho que los bancos se pongan más nerviosos”. Por tanto el experto, aconseja “retirar las posiciones de este sector”.

Los máximos ejecutivos de las empresas energéticas inician hoy una serie de comparecencias ante la subcomisión del Congreso de los Diputados para estudiar el diseño de la estrategia energética española para los próximos 25 años. “Este sector se mueve mucho por la regulación y por la demanda”, considera de Blas, “pero ahora es buen momento para estar en él, porque este año ha estado de espaldas al mercado y de cara a 2010 se esperan subidas”.

Mapfre y el Grupo Mundial (integrado por la entidad panameña Aseguradora Mundial y sus filiales) han acordado negociar en exclusiva una alianza estratégica para desarrollar conjuntamente la aseguradora líder de Centroamérica. “Estas zonas son focos de crecimiento importantes y las empresas españolas tienen allí su punto de mira”, afirma el experto, “Mapfre está consiguiendo un negocio grande en latinoamérica”. Sin embargo, de Blas considera que “en el futuro serán otros países los que tengan más presencia allí”.

Wolswagen ha anunciado la compra del 20% de Suzuki. Una operación que no sorprende al analista porque “varias compañías están intentando entrar en compañías japonesas”. Además, de Blas comenta que “es un signo más de la concentración del sector”. Una secuela de la crisis que, según el experto, “se extenderá a más sectores”.