El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció hoy que el Plan VIVE ha agotado su presupuesto en mayo con seis meses de antelación sobre la fecha prevista y con un total de 70.536 operaciones completadas, que "dan por terminado" el plan. Durante su intervención en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, Sebastián señaló que en la segunda quincena de mayo se alcanzó un nuevo récord desde la puesta en marcha del plan, al materializarse más de 10.000 operaciones.


En concreto, el plan registró en el mes de mayo más de 20.453 operaciones, de las cuales 10.502 fueron en la segunda mitad del mes, lo que representa sendos récords mensual y quincenal. En mayo, el 28,7% de las matriculaciones totales en España se acogieron al plan, informó el Ministerio.

Así, hasta el pasado 27 de mayo se han utilizado 691 millones de los 700 millones de euros con que contaba de presupuesto para este ejercicio. Debido a que a medida que se agotan los fondos se realiza un prorrateo del presupuesto restante entre las entidades de crédito que han firmado convenios con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ya no se admiten nuevas operaciones, por lo que puede afirmarse que el Plan VIVE se ha agotado.

Por comunidades autónomas, Andalucía, con 12.429 operaciones, ha sido en la que más aceptación ha tenido el plan, seguida de Cataluña (8.578), Madrid (8.572), Comunidad Valenciana (6.977), Galicia (6.614), Castilla y León (5.275) y País Vasco (3.373).

"IMPORTANTE PAPEL" PARA FRENAR LA CAÍDA.

El titular de Industria destacó el "importante papel" que ha desempeñado el Plan VIVE para frenar la caída de las matriculaciones de vehículos y apostar por una "regeneración" del parque automovilístico de carácter medioambiental.

Ante el "éxito" de esta iniciativa, apuntó que su departamento decidió reforzar la política sobre la demanda mediante la puesta en marcha del Plan 2000E, con una dotación presupuestaria de 100 millones de euros.

Se trata de articular ayudas directas de 1.500 euros para la adquisición de vehículos, que pueden ser complementadas con 500 euros adicionales en todas las comunidades autónomas que se hayan adherido voluntariamente al plan. "A día de hoy sólo Madrid y La Rioja no se han sumado al plan", apuntó Sebastián.

En el ámbito industrial, citó el Plan de Competitividad del sector de automoción, por el que se han distribuido 800 millones de euros entre proyectos que contribuyen a ganar eficiencia y productividad en el sector.

"En el plazo récord de poco más de un mes, se resolvió el reparto de fondos a 162 planes de empresas radicadas en 13 comunidades autónomas, con un nivel de inversión asociado de 3.086 millones de euros para 2009", remarcó el ministro.

Gracias a ello, según agregó, el sector ha podido "celebrar hitos tan significativos" como la asignación de la producción del Audi Q3 a la planta de Martorell (Barcelona). "Aunque todos hemos celebrado esta gran noticia, no podemos caer en la autocomplacencia y, por ello, seguimos trabajando para que las buenas noticias lleguen pronto a las plantas de Renault en Castilla y León, de Opel en Aragón y de Iveco en Madrid.

Sebastián subrayó que estas medidas forman parte del Plan Integral de la Automoción, que con, más de 4.000 millones de euros movilizados, constituye el segundo plan en importancia a escala europea.

VEHÍCULOS HÍBRIDOS Y ELÉCTRICOS.

De otro lado, quiso hacer una especial mención a la apuesta de su departamento por los vehículos híbridos y eléctricos y avanzó que una de las prioridades industriales de la presidencia española de la UE será impulsar la implantación de este tipo de vehículos en el mercado comunitario.

Según indicó, el Ministerio tiene en marcha actuaciones para consolidar la industria de vehículos eléctricos e híbridos con el objetivo de conseguir que en 2014 un millón de estos prototipos circulen por las carreteras españolas.

Así, afirmó que se han concedido ayudas por 56 millones de euros para financiar proyectos por un importe total de 88 millones y se ha puesto en marcha el Proyecto Movele, con una dotación de 10 millones de euros. A este respecto, anunció la próxima firma de convenios de colaboración con los ayuntamientos de Madrid, Barcelona y Sevilla, para la introducción de 2.000 vehículos de este tipo.

"La movilidad eléctrica supone una gran oportunidad que no se debe dejar pasar para introducir masivamente la energía renovable en un sector como el transporte, responsable del 40% del consumo total de la energía en España y del 33% de las emisiones de CO2", apuntó.