Los mercados son incapaces de tener una jornada tranquila en estos primeros movimientos del año. De nuevo el petróleo viene a teñir de rojo las bolsas, lo que hace que parezca que 2015 sigue sin haber desaparecido.
 
A estas horas el Brent, el petróleo que cotiza en Europa se mueve alrededor de los 35 dólares el barril, su nivel más bajo desde el verano de 2011. Desde máximos de 2009, el precio ha caído en más de 100 dólares.

Los analistas achacan este fuerte descenso a la caída de la demanda en China, sobre todo después de los últimos datos del sector servicios del país, los peores den 17 meses. Las voces de que la tibia desaceleración de su economía podría ser un fuerte aterrizaje son cada vez mayores.

Por si fuera poco, los analistas creen que tampoco ayuda el aumento de las tensiones entre Arabia Saudí e Irán, enzarzadas en un duelo de declaraciones diplomáticas después de que el país saudí ejecutara hace unos días a un líder chii, la mayoría iraní.

Sólo hoy el precio del petróleo cae más de un 4%, lo que hunde su precio en un 8% desde que comenzaron las hostilidades. Esta fuerte caída ha provocado que el West Texas, el barril de referencia en Estados Unidos cotice en estos momentos prácticamente en línea con el Brent.

Los problemas entre las dos potencias petroleras podrían provocar que la OPEP no se pusiera de acuerdo para rebajar las cuotas de producción, tal y como reclaman la mayor parte de los miembros del cártel, algo que choca con la posición de Arabia Saudí.
Hace más de un año, lo saudíes decidieron apostar por mantener las cuotas a pesar de un abaratamiento del petróleo en una jugada destinada a sacar del mercado a los productores no convencionales y mantener su cuota de mercado, algo que ya ha ocurrido con muchas empresas dedicadas al Shale en Estados Unidos.

De hecho, algunos analistas señalan que la caída del precio del petróleo de estos últimos días se ha debido a que Arabia ha hecho un descuento en sus envíos a Europa, dentro de la guerra por el control del mercado entre los países productores.

Brent

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“En la guerra de la energía no gana nadie”
”La proyección de los gráficos marca un petróleo en 20 dólares por barril”