Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa señala que, aunque la bolsa norteamericana ha empezado hoy con recortes “es posible que acabe en positivo, teniendo en cuenta el alto grado de sobreventa que llevamos de las últimas jornadas”. Los inversores han conocido el índice de actividad del sector manufacturero en Estados Unidos que ha estado “muy por encima de las previsiones -subió hasta los 50,2 puntos en junio, cuando los analistas esperaban un descenso hasta los 48,5 puntos”. El experto recuerda que “toda lectura por encima de 50 significa expansión en el sector manufacturero y, si bien no es el que más pondera en la economía americana, sí puede dar cierta confianza al mercado”.
A juicio del director de análisis de Capital Bolsa, el sector financiero americano tiene el gran problema de la restricción crediticia. Y- explica- “han amortizado activos por hipotecas impagadas en torno a 350.000 millones de dólares y se estima que esa cifra podría extenderse hasta el billón de dólares”. Y además –continúa- “hay posibilidad de que se extienda a otros activos del alto riesgo: los créditos escolares o créditos al consumo”. El experto insiste en que “según vayan pasando los trimestres es probable que el incremento de amortizaciones en la cuenta de resultados del sector vaya a perjudicar sus cuentas”. ¿Hasta qué punto van a hacer esas amortizaciones?, se pregunta. “Cualquier estimación, ahora mismo, para el sector bancario es de enorme incertidumbre, ya que ni los propios directivos de las propias compañías lo pueden saber”, indica. Petróleo En cuanto al petróleo, Juan Carlos Castillo Montero considera que es verdad que parte de ese precio que se paga ahora por encima de los 140 dólares el barril “suponga un componente especulativo”, recalca. Y –continúa- “las compañías del sector dicen que no y, los organismos oficiales dicen que sí, pero nosotros –Capital Bolsa-, creemos que lo importante es que el precio del petróleo es estructuralmente alcista”. Añade además que “la posibilidad de un incremento de la oferta para los próximos meses, no es muy elevada, ya que los campos petrolíferos en Irán, Irak y, Arabia Saudí están llegando a su zénit de producción”. Unos precios al alza –cree- que continuarán en el futuro próximo. No obstante, indica que “si nos abstraemos del contexto geopolítico es posible que baje de los 140 dólares el barril si no hay conflictos”, dice. Apuestas Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa señala que “es probable que ahora veamos un rebote en el corto plazo”. Y –añade que- “una vez que pase el estado de sobreventas en la bolsa norteamericana, creemos que deberíamos desacer cartera, ya que, prevemos un escenario negativo para lo que queda de año y, quizá para el próximo”. En su opinión, deberíamos esperar a que se aclaren las incertidumbres que hay en los mercados y, posteriormente “ya habrá momento de entrar”. A juicio de este experto, “podíamos hacer compras especulativas en los precios actuales en valores de elevada correlación en los mercados, pero teniendo en cuenta que es una compra para deshacer posiciones una vez producido el rebote”. Su recomendación es: “activos alternativos o energéticos como el uranio, el cobalto, las materias primas agroalimentarias”, concluye.